sábado, 20 de octubre de 2012

Cuento Breve "El Millonario Solitario"

Estimados lectores quiero compartirles este cuento breve; el primero que escribimos juntos mi Nieta Tamara Belen Bergonzi Salgado y mi persona; les cuento como surgió este escrito; estaba en el patio de mi casa tratando de inspirarme para escribir un cuento; tenia el titulo escrito "El Millonario Solitario" y como estaba con la pequeña de 7 años jugando cerca y se que tiene una gran imaginación creativa la invite a escribir un cuento; ella imaginaba y yo escribía  solo realice pequeñas modificaciones, pero la idea central y el desarrollo fue de Tamara; a continuación los invito a leernos.
"El millonario Solitario"
Había una vez un millonario que no era apreciado por los demás; un día cansado de las burlas y criticas de sus vecinos se vistió como un humilde campesino y fue caminando al pueblo, una chica se le acerco y dijo  ¡¡¡Que bendición, cuanto hace  que una niña tan simpática no me saludaba!!!

6 comentarios:

  1. Me llego un comentario de Diana Beorlegui, que aqui les comparto.
    Me encantó el cuento, esa criatura es una delicia, lleva la misma pasión y el fuego de la literatura igual que su abuelo. Te felicito!!!. Dios los Bendiga !!!

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena por tan bonito cuento compartido con esa bella nena,felicidades por dejarle esa herencia literaria,un beso a los dos

    ResponderEliminar
  3. cuanta enseñanza nos puede dejar una pequeña ñina felicitaciones y gracias por compartirla !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vos Noemi Zarate por leernos;si dejáramos volar la imaginación de los niños, ellos tendrían mucho por enseñarnos, un abrazo

      Eliminar
  4. La verdad que el cuento le surgió espontáneamente; hasta logro sorprenderme por su visión sobre las relaciones sociales, el trato y la verdadera felicidad, que no radicas en tener, sino en compartir,gracias Magda

    ResponderEliminar

Poema de fin de Año

Que mis besos despierten en tu interior el amor adormecido. Que renazca la esperanza, en cada amanecer. Porque si amas, la vida cotidian...